OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Inglés en el campamento: inmersiones lingüísticas y campamentos con clases

En los últimos años han proliferado de manera incontestable los campamentos de inmersión lingüística. Campamentos de verano “como los de toda la vida”, que introducen un extra muy atractivo para las familias: todas sus actividades se llevan a cabo en inglés. Estos campamentos de inglés han llegado para quedarse, puesto que la importancia que el inglés está adquiriendo en los sistemas educativos es cada vez más palpable y potente. Sin embargo, en contra de lo que muchos en el sector del ocio y tiempo libre pensaban, los campamentos de inglés con clases entre sus actividades no se han extinguido. Ni mucho menos. Hablamos desde nuestra experiencia al decir que se trata de uno de los campamentos aún más demandados cada verano.

Pero, ¿qué diferencia hay entre un método y otro de aprender inglés durante el verano? ¿Es un tipo de campamento de inglés más divertido que otro? ¿Qué importancia tiene el inglés en cada caso? Intentamos responder a estas y otras preguntas sobre los campamentos de inglés en los siguientes párrafos. Here we go!

Lo primero a destacar es que no existe un modelo que sea mejor para aprender más inglés, ni para pasarlo mejor. La gran diferencia que se puede encontrar entre estos campamentos radica en su estructura de actividades más que en ninguna otra cosa. De esta manera, la diferencia es obvia: los campamentos con clases de inglés incluyen estas clases como parte de sus actividades, mientras que en los de inmersión lingüística las actividades se llevan siempre a cabo en el idioma británico, sin tener un espacio tan concreto y reservado.

De esta diferencia organizativa nace la pregunta que tantas familias se realizan a la hora de escoger entre uno u otro campamento: qué modalidad es mejor para aprender inglés. Lamentablemente para esas familias, no podemos resolver esa duda desde aquí. Los campamentos con clases de inglés tienen como punto fuerte en cuanto a aprendizaje que, al ser las clases momentos tan específicos y reservados para el inglés, la atención es obvia y palpable. Durante las clases de inglés, siempre participativas, amenas y originales –no nos olvidamos que estamos en un campamento de verano- los niños están involucrados en la clase, su atención está ahí. Los campamentos de inmersión lingüística en inglés, por su parte, aunque no incluyan ningún espacio específico para la atención al inglés, mantienen un aprendizaje constante y, es más, la atención y el entendimiento del inglés se hace básico para la participación activa en el propio campamento.

Aquí cabe destacar el hecho de que en los campamentos de inglés de inmersión lingüística la relación con los monitores tanto en las actividades como fuera de ellas se sucede en inglés. Por ello es importante que los acampados en este tipo de campamentos tengan un nivel mínimo de entendimiento de inglés, puesto que si no, al no enterarse de las premisas indicadas por los monitores, no avanzarán en el aprendizaje que se persigue con este tipo de programas. Esto no sucede así en los campamentos con clases de inglés. Para empezar, porque el primer día se realiza una prueba de nivel para que las clases cumplan con lo requerido para cada uno de los niveles de inglés de los participantes. Lo segundo, porque fuera de las aulas, el resto de actividades y convivencia en el campamento se desarrolla en español.

Dicho esto, los campamentos de inmersión lingüística se han destapado como un éxito no sólo de participación y de aceptación, sino también, y esto todavía es más importante, como una garantía de aprendizaje del inglés así como de diversión. Los campamentos de inglés son tan divertidos como cualquier otro campamento de verano, no convirtiéndose el idioma en una barrera para los participantes.

Por último, cabe hablar de los monitores específicos que cada uno de los campamentos incluye. Así, los campamentos con clases de inglés tienen, además de los monitores del campamento, un equipo de profesores titulados de inglés que se dedicarán específicamente a las clases. Estos monitores son en ocasiones nativos, reforzando así el nivel de aprendizaje de inglés y la comunicación en este idioma incluso fuera de las aulas. Por su parte, en los campamentos de inmersión lingüística el equipo de monitores está compuesto tanto por monitores titulados en inglés como por monitores nativos de habla inglesa, que copan un alto porcentaje del equipo de monitores. Esto, sin duda, da mayor calidad al campamento en cuanto al uso y entendimiento del inglés, ya que necesariamente los niños y niñas se comunicarán en este idioma con sus monitores.

LEAVE COMMENT

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.