Viajes de fin de curso multiaventura

Viajes de fin de curso Multiaventura y Turismo activo

Todo viaje de fin de curso tiene como objetivo disfrutar de varios días de diversión y aprendizaje como colofón del año académico. Durante esos días de viaje, el grupo de participantes se sumerge por completo en un entorno distinto. Las rutinas habituales se sustituyen por nuevas actividades. Cada actividad supone una oportunidad para descubrir una nueva forma de diversión. Los viajes de fin de curso son la mejor forma de probar nuevos deportes, conocer nuevos lugares y reforzar los vínculos del grupo escolar que viaja. Por ello es tan importante contar con el planing más completo y ajustado tanto a la realidad como a los objetivos del grupo participante. Esto es fundamental a la hora de organizar todo viaje de fin de curso: ¿qué quiere hacer el grupo participante? ¿Cuáles son sus preferencias, sus objetivos a la hora de plantearse el viaje?

Responder a esta pregunta implica elegir un tipo o modalidad de viaje de fin de curso por encima de otro. Una de las múltiples respuestas son los viajes de fin de curso multiaventura. En los últimos años, las actividades multiaventura han ganado mucho peso en el ocio y tiempo libre de niños y jóvenes. Tanto que han salido del ámbito de las excursiones o los campamentos, y se han convertido en uno de los principales atractivos de los viajes de fin de curso. Este tipo de viajes tienen un planing estructurado en torno a la idea de actividades dinámicas y deportivas, realizadas en entornos naturales, que acerquen a los participantes esta forma de diversión natural y activa. Las actividades multiaventura tienen como ventaja que pueden combinarse con otro tipo de actividades y dinámicas, para hacer el planing lo más completo e integral.

Viajes de fin de curso multiaventura  Viajes de fin de curso multiaventura

En Natuaventura Ocio y Tiempo Libre llevamos más de quince años organizando viajes de fin de curso. Tenemos experiencia en la realización de actividades multiaventura para grupos en diversos ámbitos: campamentos, excursiones, viajes… Consulta aquí toda nuestra oferta.

Viajes de fin de curso multiaventura: turismo activo

El concepto que subyace a los viajes de fin de curso multiaventura es el de turismo activo. Este es un tipo de turismo que se realiza en pleno contacto con la naturaleza, y que se basa en la realización de actividades dinámicas dentro del mismo. Estas pueden abarcar desde la mera contemplación de la naturaleza hasta el desarrollo de actividades deportivas y recreativas. La combinación de ambos aspectos ofrece una experiencia de turismo en contacto constante con la naturaleza y lleno de posibilidades. Este hecho hace que los viajes de multiaventura y turismo activo no estén limitados únicamente a un tipo de entorno natural. Pueden ubicarse tanto en zonas de montaña, como en la costa. Lo importante es la conexión y la cercanía con el espacio natural y descubrir todas las opciones de diversión que nos ofrece.

El turismo activo es un concepto que todo viajero de cualquier edad disfruta. Ponerlo a disposición de los más jóvenes implica aumentar sus capacidades viajeras y de conocimiento acerca de posibilidades de diversión. En estas etapas de crecimiento y aprendizaje, entrar en contacto con nuevas formas de relación con el entorno ofrece enormes ventajas. Aumenta el conocimiento de cada escolar sobre el mundo que le rodea y la relación que se puede establecer con él. Además de educar y concienciar, transmite la certeza de las grandes posibilidades de diversión y deporte que el lugar en el que vivimos nos ofrece. El turismo activo transmite esa actividad al participante, le hace competente y aumenta su satisfacción con su participación el viaje. A la hora de organizar un viaje de fin de curso es una de las mejores modalidades a tener en cuenta para organizar los mejores días del año escolar.

Viajes de fin de curso multiaventura: múltiples actividades

La columna vertebradora de un viaje de fin de curso multiaventura son sus actividades. En la actualidad encontramos una gran oferta de actividades de turismo activo, que combinan el deporte y el contacto con la naturaleza. A la hora de organizar un viaje de fin de curso multiaventura es fundamental tener en cuenta la necesidad de equilibrar el planing. Aunque el deseo sea organizar el viaje más completo, esto no quiere decir que haya que incluir toda la oferta de actividades. Se ha de tener en cuenta siempre la necesidad de coordinar las actividades entre sí. Ofrecer momentos de descanso y recreación es tanto o más importante que la actividad multiaventura en sí. Por ello, es clave contar con el apoyo y la organización de un equipo de coordinación que guíe al grupo y sepa conjugar el desarrollo de las actividades con las necesidades del grupo.

La oferta de actividades multiaventura es múltiple y variada. Las más clásicas tienen lugar en la montaña, y abarcan desde el senderismo hasta la escalada. Rápel, trekking, tirolina o tiro con arco son algunas de las posibilidades asociadas a este entorno. Si lo combinamos con determinados paisajes, podemos realizar también espeleología y descenso de cañones. Incluso ala delta o parapente, vía ferrata y rutas hípicas y de quad. Acercándonos a la costa, encontramos una interesante oferta de actividades multiaventura náuticas. Tanto el surf como sus numerosas combinaciones (paddle surf, windsurf, kitesurf) guardan un gran atractivo. Kayak, hidropedal o buceo son otras muy buenas opciones. Dependiendo de la edad del grupo participante se elegirán unas u otras para el planing de ese viaje de fin de curso multiaventura que resultará inolvidable.

Viajes de fin de curso multiaventura

Consulta toda la información sobre el funcionamiento de nuestros viajes de fin de curso multiaventura en las siguientes páginas: