campamento de cuenca actividades

Campamento de Cuenca: Actividades Multiaventura

La oferta de campamentos de verano en la actualidad es amplísima y muy variada. Por este hecho, es importante tener en cuenta qué queremos para nuestros hijos a la hora de elegir un campamento. Los campamentos multiaventura son una de las mejores opciones, pues ofrecen algo distinto a la educación formal y los deportes practicados por niños y niñas durante el año escolar. Su punto fuerte reside en la práctica de actividades lúdicas en entornos naturales, cuyo objetivo final es la transmisión de valores cruciales para el crecimiento y el desarrollo. Como en toda actividad con un componente pedagógico, el juego y el deporte son las mejores herramientas para la transmisión de un mensaje relevante. Apoyándose en esta filosofía, el campamento de Cuenca tiene una clara orientación multiaventura. En torno a esta temática se diseña y realiza su planing de actividades.

Un día normal en el campamento de verano Cuenca multiaventura es el siguiente. Por la mañana, tras despertarse y desayunar, se arranca la primera actividad, que cubre el tiempo hasta la comida. Dependiendo del día puede ser un juego deportivo, una gymkhana temática, un taller o muchas otras opciones. Tras la comida se lleva a cabo un rato de tiempo libre, importantísimo para la cohesión del grupo. Durante el mismo los monitores acompañan y ofrecen actividades de ocio alternativas a aquellos participantes que lo deseen. Con el comienzo de la tarde se arranca la siguiente actividad, que tendrá un descanso con la merienda. Su temática puede combinarse con la de la mañana o ser completamente distinta. Tras el momento de duchas y orden de habitaciones, llega la cena. Con el estómago lleno, se arranca la última actividad: la velada. Esta pone el broche a un completo día de campamento.

actividades cuenca campamento actividades campamento cuenca

Campamento Cuenca multiaventura: grandes actividades

El campamento de verano Cuenca multiaventura intercala un planing lleno de dinámicas y juegos que se realizan en el entorno y las salas del albergue con grandes actividades multiaventura. Entre estas destaca la práctica de la escalada. Para ello, el grupo se traslada a una zona de montaña cercana habilitada para la enseñanza de este deporte. Se dispone del material adecuado y se explican los protocolos de seguridad necesarios. Tanto la escalada como el rápel son aplicados y controlados por el equipo de monitores, que cuenta con la titulación y la experiencia necesaria para realizar esta actividad con todas las garantías. Una vez realizado el ascenso escalando, se lleva a cabo el descenso por medio del rápel. Otra gran actividad multiaventura es el tiro con arco. Este se realiza en las inmediaciones del albergue, y año tras año es una de las actividades favoritas de niños y niñas.

La multiaventura de este campamento de verano continúa con la práctica de piragüismo. Este deporte se desarrolla en el cercano embalse de La Toba, dentro del parque nacional de Serranía de Cuenca, a tan sólo 24 kilómetros de Tragacete. Los conocimientos necesarios para realizarlo son explicados por un equipo de monitores especializados, acompañados y ayudados por los monitores del campamento. El piragüismo se convierte pronto en una actividad estrella del planing, tanto por el lugar en el que se realiza como por la experiencia que supone para niños y niñas. El campamento de verano cuenta también con varias rutas de montaña y con una noche de acampada, donde los participantes disfrutarán de una noche en tienda de campaña, acompañados por las estrellas, en un entorno único. Para muchos de ellos supone el primer contacto con el mundo de la acampada, lo cual es una experiencia mágica que nunca olvidarán.

Campamento Cuenca multiaventura: el equilibrio entre actividades

El desarrollo de este planing en el campamento de verano de Cuenca multiaventura es sólo posible gracias al equilibrio entre actividades. Cada día está lleno de intensidad y nuevos descubrimientos, por lo que es importante ordenar y realizar las actividades de una manera determinada, que sorprenda pero no abrume. Es por ello que los momentos de tiempo libre, que se realizan tras la comida o en el horario de duchas, son tan necesarios. En estos ratos, los participantes pueden relacionarse entre sí de manera menos pautada que en las actividades, y entablar duraderas amistades. Además, los tiempos libres también ayudan que cada niño y niña refuerce su autonomía y personalidad, dejando a su criterio y ganas el participar o no en actividades dirigidas. El equipo de monitores siempre ofrece en estos momentos juegos o dinámicas para aquellos que quieran participar en ellas, organizando torneos y campeonatos deportivos.

Otro momento fundamental de tiempo libre durante los campamentos es los momentos después de la velada y antes de acostarse. En ellos, los participantes ya han terminado con las dinámicas del día y cada monitor visita la habitación de niños o niñas que tiene como referencia. Son momentos en los que charlan distendidamente, y los monitores preguntan sobre qué actividades del día les han gustado más, si habrían cambiado algo, cómo lo están pasando en general… Este feedback es fundamental para el desarrollo del campamento. Por un lado, informa al equipo de monitores de qué actividades gustan más y cuál es el estado de diversión de los participantes. Por otro lado, es información cualitativa fundamental tanto para el planing futuro que queda por delante como para el campamento de próximos años.

Campamento de verano Cuenca multiaventura