albergue san blas cuenca

El alojamiento: Albergue de San Blas

Como hemos visto, el campamento de verano Cuenca multiaventura cuenta a su alrededor con un espacio natural privilegiado. El campamento cuenta con alojamiento en el albergue de San Blas a tan sólo 7 kilómetros del pueblo de Tragacete. Este albergue destaca por su acogedora instalación así como por el paisaje en el cual se enmarca. Desde el propio edificio se divisa el paso del río Júcar por la serranía de Cuenca. Lo rodean las montañas de piedra calcárea y los tupidos bosques de pinos. Dentro de esta naturaleza encuentra las condiciones necesarias para la realización de actividades que le otorgan su espíritu multiaventura. Los participantes realizan en las cercanías del albergue las actividades de escalada y rápel, aprovechando las vías abiertas en las montañas para la práctica profesional de este deporte. Esto implica el aprovechamiento del entorno para la práctica de deporte de forma segura y respetuosa con el ambiente.

Además, en la propia finca del albergue, encontramos espacios destinados a la estancia de grandes grupos como los de los campamentos de verano. El albergue de San Blas cuenta con campo de fútbol, baloncesto y vóley. De esta manera, las actividades más multiaventura del campamento de verano se combinan con la práctica de los deportes preferidos por niños y niñas de 7 a 15 años. El albergue de San Blas acoge a grandes grupos de escolares a lo largo de todo el año, por lo que está en mantenimiento constante y siempre a punto para ofrecer los mejores espacios para la realización de actividades. Tiene todo lo necesario para convertirse en la casa de estos jóvenes campistas durante catorce días de verano. Además de los espacios exteriores cuenta con salas interiores, un amplio comedor, cocina y baños.

alberge san blas cuenca san blas albergue

Campamento Cuenca multiaventura: alojamiento en habitaciones

La distribución de los participantes del campamento de verano Cuenca multiaventura se hace en las habitaciones del albergue. Estas tienen un tamaño de 6 a 8 plazas cada una. Están compuestas por literas y zonas para dejar las maletas o equipajes de los participantes. Las habitaciones están repartidas en el albergue, siempre cerca de los baños y aseos. Además, el reparto de habitaciones no es mixto, y los participantes conocen desde el primer momento cuáles son las habitaciones de los monitores que están con ellos alojados las 24 horas. Este hecho es uno de los que más seguridad y confianza ofrece a madres y padres de los participantes en campamentos. Los niños y niñas conviven con el propio equipo de monitores que organiza y dinamiza actividades, para asegurar su bienestar y la buena convivencia que es tan importante para todo el grupo.

El albergue está reservado de manera exclusiva para el campamento de Cuenca multiaventura, por lo que únicamente tienen acceso a él los propios participantes, el equipo de monitores y las familias que vayan al mismo albergue a recoger o llevar a sus hijos. Este hecho está garantizado por la presencia del equipo de monitores. Sólo pueden salir del albergue aquellos niños cuyas familias lo soliciten de manera presencial y con un documento que lo certifique. El albergue de San Blas del campamento de verano Cuenca multiaventura cuenta además con un botiquín totalmente equipado. Este se utiliza en aquellos momentos en que la atención sanitaria pueda realizarse por parte de los monitores, como heridas leves. En caso de algún proceso de gravedad se recurre al centro de salud de Tragacete o al hospital Virgen de Luz, en la ciudad de Cuenca.

Campamento de Cuenca multiaventura: comida casera

El campamento de verano Cuenca multiaventura cuenta con cocina propia dentro del albergue de San Blas. Este hecho garantiza que la comida que se sirve a los participantes del campamento sea fresca, equilibrada y elaborada diariamente. A la hora de realizar un campamento lleno de actividad física, es fundamental que los participantes tengan energía. Uno de los principales motores de su actividad física y mental es contar con un menú equilibrado y fresco. Es por ello que la gestión de la cocina es fundamental en un campamento de verano. El campamento de Cuenca multiaventura cuenta con equipo propio de cocina que se aloja en el propio albergue. Es este equipo de profesionales el que se encarga de los menús de manera diaria y saludable.  Se sirven cuatro comidas diarias: desayuno, comida, merienda y cena.

Tanto la comida como la cena cuentan con un menú de dos platos y postre. El desayuno es completo y la merienda una opción saludable que se realiza a mitad de la actividad de la tarde, para garantizar que se mantiene la energía necesaria para su realización. El comedor es un amplio salón interior con capacidad para 62 personas. En todas las comidas realizadas se cuenta con la supervisión por parte del equipo de monitores de que se desarrollan sin ningún problema, y todos los participantes se alimentan satisfactoriamente. Una vez se reponen las fuerzas necesarias para jugar y aprender, los participantes del campamento Cuenca multiaventura cuentan con varias salas con todo el material necesario para participar en las actividades. Este abarca desde material deportivo básico (pelotas, aros, infladores) hasta todo lo necesario para realizar talleres y actividades creativas (pinturas, tijeras, hilos para pulseras). ¡Una gran cantidad de divertidas opciones!

Campamento de verano Cuenca multiaventura