Campamento residencial o urbano

Campamento residencial o urbano. ¿Cómo elegir un campamento de verano correctamente?

Elegir un campamento de verano correctamente, es el primer paso para garantizar que nuestros hijos tengan una experiencia gratificante y llena de aprendizaje. Por experiencia sabemos que una mala elección de un campamento, puede estropear lo que en principio debería ser algo inolvidable desde un punto de vista positivo, y no algo inolvidable por lo desagradable de la vivencia.

En este particular, muchos padres tienen la duda de si contratar un campamento residencial o urbano. La pregunta común es: ¿cuál de los dos campamentos será mejor para mi hijo?

Por otra parte, sin importar la temática del campamento, muchos tutores y padres desean saber los pasos a seguir para la elección correcta de un campamento de verano ideal para sus hijos o alumnos, sin importar si dicho campamento se encuentra en la ciudad o en una zona rural. En este artículo profundizaremos en estos 2 asuntos.

Comenzando con la primera interrogante, es decir, la disyuntiva entre contratar un campamento residencial o urbano, la respuesta dependerá directamente de la madurez del niño(a) y de las necesidades de la familia. Lo que sí es cierto, es que los campamentos urbanos, también conocidos como campamentos de día, usualmente son un puente de transición hacia los campamentos residenciales. De hecho, la mayoría de los participantes de los campamentos residenciales, ya han previamente participado en un campamento de verano urbano.

Con relación a esta elección, en Natuaventura.com recomendamos que aquellos niños que tengan edades por debajo de los 7 años, pueden iniciar sus experiencias en un campamento urbano y que los niños que cuenten con una edad de 8 años en adelante pueden iniciar su aventura en un campamento residencial.

Evidentemente, es una recomendación y no una norma. Sin embargo, los niños de 8 años en adelante, pueden estar mentalmente más preparados para estar más tiempo alejados de su familia y sacar mayores experiencias del campamento, incluidas aquellas que aportan valores personales como la independencia y la autonomía.

Ahora bien, en relación a la 2da interrogante relacionada con los pasos para elegir correctamente cualquier campamento de verano sin importar su temática, en Natuaventura.com deseamos darte 4 recomendaciones que al seguirlas podrás elegir correctamente un campamento basado en las necesidades particulares del niño(a) y la familia.

  1. Observar la madurez del niño.

El principal punto de partida al momento de elegir un campamento de verano correctamente, es observar la madurez del niño y entender que la madurez no sólo dependerá de su edad. Algunas preguntas son útiles para determinar la madurez: ¿esta nuestro hijo preparado para irse fuera de casa una semana o más? ¿Es primera vez que existe un campamento o ya lo ha hecho antes?

Estas preguntas son muy útiles ya que no es recomendable forzar a los niños a asistir un campamento por un tiempo muy prolongado si no están preparados. Para ello, existen opciones adaptadas a diferentes horarios y tipos de campamentos en cada caso particular.

  1. Objetivos.

Otra de las formas para elegir un campamento de verano correctamente, es plantearnos que buscamos con ello. ¿Deseas que tu hijo practique algún deporte? ¿Que aprenda un nuevo idioma? ¿Que desarrolle habilidades sociales? ¿Que adquiera madurez y responsabilidad? ¿Que aprenda a realizar alguna actividad nueva?

Estas preguntas son como una brújula que nos permitirán elegir correctamente. Dependiendo de los objetivos, elegiremos un campamento u otro. Un punto importante a resaltar, es tomar en cuenta la opinión de los niños en este aspecto. No olvidemos, que un campamento también es una recompensa, y de seguro que escucharlos nos permitirá tomar una decisión que deje contentos tanto los padres como a los hijos.

  1. El horario y la duración del campamento.

Si has tomado la decisión de que tu hijo o tu hija asista a un campamento residencial y los objetivos que quieres conseguir. Lo siguiente es seleccionar un horario adecuado. En este caso podrías preguntarte: ¿será mejor para mi hijo(a), un campamento de día o un campamento a tiempo completo? Así mismo, la duración del campamento también es importante puesto que hay programas que pueden durar una semana e incluso otros que pueden abarcar hasta un mes entero.

  1. Las actividades a realizar en el campamento.

Por último, para elegir un campamento de verano correctamente debemos tomar en cuenta los intereses de nuestro hijo. Esta sección está muy relacionada con el punto número 2. En este caso es recomendable preguntarse: ¿le gusta el teatro o los deportes? ¿Necesita mucha actividad física o es un niño tranquilo? Dependiendo de las características en la personalidad del niño, podremos fácilmente seleccionar el campamento correcto. En este apartado, volvemos hacer énfasis en involucrar al niño en esta decisión.

Para tomar una decisión más acertada aún, te invitamos a colocarte en contacto con nosotros y te daremos el asesoramiento necesario para seleccionar el campamento perfecto.

Quizá también te interese:

Para más información sobre todos nuestros campamentos de verano en Madrid, escríbenos a info@natuaventura.es o llamando al 91 714 06 36.

LEAVE COMMENT