Viajes de fin de curso en la naturaleza: los mejores destinos

Como veíamos anteriormente, tenemos la suerte de vivir en un país de muy variados entornos y ecosistemas. Esto deriva en la existencia de numerosos espacios naturales cuya visita y disfrute es un auténtico lujo. Sobre todo en el caso de los viajes de fin de curso. Durante la etapa de educación primaria y secundaria, los viajes de fin de curso son una oportunidad para el desarrollo de la personalidad y la adquisición de gusto por el viaje y la naturaleza. España destaca como destino turístico, tanto para viajes de fin de curso como para cualquier actividad turística, por sus kilómetros de costa, la variedad de ecosistemas de sus provincias y la gran cantidad de parques naturales y espacios protegidos con los que cuenta. Con tantas opciones, muchas veces es más complicado elegir un destino para un viaje de fin de curso en la naturaleza. A continuación, exponemos los mejores.

Normalmente, a la hora de elegir destinos para viajes de fin de curso de niños y adolescentes se diferencia entre playa y montaña. Con esta sencilla distinción, útil para agrupar distintas opciones de destinos, pueden obviarse algunos destinos que incluyen ambas opciones. Estos suponen una forma inmejorable de entrar en contacto con la naturaleza para el grupo que los elija, pues pone a su disposición todas las opciones. Es el caso de destinos como Asturias. Esta provincia nos permite hacer trekking en los lagos de Covadonga así como surf en la costa del Cantábrico o actividades multiaventura como espeleología. Un caso similar es Cantabria, donde las visitas al museo de la cueva de Altamira se pueden combinar con actividades náuticas en Somo y visitas culturales a Santillana del Mar. De esta manera, el disfrute de la naturaleza se hace desde varias perspectivas y siempre con un planing variado y completo.

blank    blank

Viajes de fin de curso en la naturaleza: destinos de playa

Los viajes de fin de curso en la naturaleza muchas veces significan una sola cosa para niños y niñas: ir a la playa. Este es uno de los espacios naturales que más atractivos tiene para cualquier estudiante de primaria o secundaria. Como ya hemos visto, la playa ofrece una gran cantidad de actividades, así como un espacio natural que garantiza la diversión y el aprendizaje. Muchos son los destinos con playa en los cuales se pueden realizar viajes de fin de curso. A continuación, vamos a ver aquellos que tienen más popularidad año tras año. La costa valenciana sin duda destaca como principal viaje de fin de curso a un entorno de playa. Gandía, Benicássim u Oliva son varias de las poblaciones costeras cuyo litoral supone el centro de muchos viajes de fin de curso.

Cuentan con la ventaja de equilibrar las actividades que realizan en el entorno natural con la oferta cultural que ofrece la ciudad de Valencia. A las visitas al Oceanográfic o el Museo de las Artes y las Ciencias, hemos de sumar la cercanía del Parque Natural de la Albufera. Este abarca el entorno natural que rodea al pueblo de El Palmar, donde se pueden visitar las casas museo de los antiguos trabajadores de la zona, que hicieron de su entorno su modo de vida. En este lugar muchos sitúan el origen de la paella. Guiados por expertos, el grupo del viaje de fin de curso podrá disfrutar de un paseo en barca tradicional por este entorno de arrozales, único en el mundo. Desde las embarcaciones podrán contemplar las aves autóctonas protegidas que viven la zona y la intensa vida acuática de este entorno.

Viajes de fin de curso en la naturaleza: montaña y parques naturales

Los viajes de fin de curso que quieran una estrecha combinación de actividades multiaventura y espacios naturales, buscarán sin duda las garantías paisajísticas y de ocio de los parques naturales. Como hemos visto, España cuenta con 132 parques naturales: más de un centenar de opciones para realizar viajes de fin de curso, llenos de actividades y naturaleza, sin salir de nuestro país. Dentro de esta variedad, varios son los parques que destacan por su inmejorable oferta. Uno de ellos es Doñana. Este parque situado en la comunidad autónoma de Andalucía cuenta con la mayor parte de su territorio en Huelva, y con menores partes en Sevilla y Cádiz. La combinación de distintos ecosistemas (playa, duna, bosque y marisma) convierten a Doñana en un parque único. Ofrece recorridos en camión todoterreno para grupos de viajes de fin de curso, así como senderismo interpretativo y observación de la naturaleza.

Otro de los parques naturales que más visitas recibe está también situado en Andalucía. Es el Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas. Ubicado en la provincia de Jaén, ofrece un marco orográfico incomparable para la realización de actividades multiaventura. Ordesa y Monteperdido, parque natural en la provincia de Huesca, cuenta también con un paisaje de montaña único, que impresiona y asombra a los participantes de los viajes de fin de curso. Las sierras de Gredos y Madrid son otro ejemplo de espacios naturales donde pueden realizarse viajes de fin de curso con gran cantidad de actividades multiaventura y deportivas. Otros entornos naturales distintos pero con gran cantidad de posibilidades para los viajes de fin de curso son el delta del Ebro y el valle del Jerte. Ambos son espacios naturales de impresionante belleza, centros de actividad turística tanto nacional como internacional.

Viajes de fin de curso en la naturaleza

Desde Natuaventura Ocio y Tiempo Libre llevamos más de 15 años realizando viajes de fin de curso de todo tipo. Es por ello que con nuestra amplia experiencia, ponemos a disposición los siguientes artículos sobre viajes de fin de curso en la naturaleza: