destinos-viajes-bachillerato

Los mejores destinos para viajes de fin de curso de Bachillerato

La edad de los participantes de un viaje de fin de curso de Bachillerato está muy cercana a la adultez. Por ello, estos viajes permiten aumentar la distancia de los destinos a donde se realizan. Esto amplía el margen de posibilidades. Lo internacional se convierte en una de las opciones más populares, y en mucho más factible que para viajes de otras edades. Esto no implica que los destinos nacionales no sean también una muy buena opción para los viajes de fin de curso de Bachillerato. Sea cual sea el destino, los viajes de fin de curso para estos cursos tienen una importante diferencia respecto a otros: las características del propio grupo. Son participantes más independientes, más responsables de sí mismo y con autonomía y conocimiento propio para tomar decisiones por sí mismos. Por ello, dentro de los destinos posibles se abre un gran abanico de posibilidades.

A partir de los 14 años, los menores de edad ya pueden viajar sin acompañamiento de adultos en avión. Esto, junto con la cercanía a la mayoría de edad de los grupos de Bachillerato y su deseo de mayor independencia, hace que estos grupos muchas veces organicen sus viajes sin el acompañamiento de familiares o profesores, cosa habitual en otras edades. Sin embargo, esto no es obligatorio. Muchos viajes de fin de curso de Bachillerato, sea cual sea el destino, cuentan con guía turístico o equipo de monitores. Sea cual sea el caso, lo importante a estas edades es el tipo de interactuación que se establece con el destino. Mayor edad equivale a más posibilidades, a una forma distinta de relacionarse con el entorno y de absorber del mismo conocimientos y experiencias.

mejores destinos viaje de fin de curso bachillerato mejores destinos viaje de fin de curso bachillerato

Viajes de fin de curso de Bachillerato: destinos nacionales

Sin duda, hay un destino nacional que es la estrella de los viajes de fin de curso de Bachillerato. Este es Mallorca. Los viajes de fin de curso a Mallorca engloban lo que es el principal objetivo de muchos los participantes de esta franja. Es un destino de playa, acompañado normalmente por un excelente tiempo, y con grandes posibilidades de actividades deportivas y náuticas. A su vez, hay muchas posibilidades de diversión, pues muchos alojamientos ofrecen packs completos para tres o cuatro días de diversión y aventura. El hecho de que en los últimos hayos se haya popularizado tanto este destino, casi convirtiéndose en tradición, conlleva la generación de un ambiente muy particular, que es uno de los atractivos de esta opción. Numerosos centros escolares de toda España coinciden ahí. Esto implica poder conocer a compañeros y compañeras de la misma edad de distintas zonas, pero con los mismos intereses.

Aun siendo Mallorca el destino estrella, esto no quiere decir que no haya otras tantas opciones de destinos nacionales para los viajes de fin de curso de Bachillerato. Sin duda, las opciones con playa son las que más atención recibe. El sur atrae también mucha atención. Zonas de Almería, Cádiz o Huelva, que combinan la cercanía de la playa con atrayentes entornos naturales y atracciones turísticas. La costa de Levante es muy similar también este sentido, teniendo Valencia, Benicássim y Oliva como principales destinos. El norte, por su parte, no carece de atractivos. La costa asturiana cuenta con importantes atractivos para los viajes de fin de curso de Bachillerato. A actividades como el descenso del Sella, se suma la posibilidad de deportes multiaventura y de montaña.

Viajes de fin de curso de Bachillerato: destinos internacionales

Los destinos internacionales son los grandes atractivos de los viajes de fin de curso de Bachillerato. Al igual que Mallorca es la joya de los destinos nacionales, otra isla hace lo propio con los destinos internacionales: Malta. Este destino ofrece un ambiente de playa y turístico que hará las delicias del grupo viajero. Con la participación de muchos centros escolares, en este caso de todo el mundo, el ambiente generado es también increíble. En este caso, los alumnos podrán conocer a compañeros y compañeros de variados países, estableciendo amistades internacionales, que puede ser duraderas y muy importantes para el futuro. Malta es el gran destino europeo para viajes de fin de curso de Bachillerato y cursos similares. Sin embargo, no es el único, y hay otras zonas de Europa que reciben gran atención por parte de estos viajes.

Para estos destinos, los grupos de Bachillerato muchas veces buscan regiones en los que lo cultural tenga una amplia oferta. De esta manera, se puede viajar durante más tiempo del habitual, durante una semana o más, trasladándose por una misma zona y conociéndola de una forma amplia y profunda. Así, Italia es un clásico en este sentido. Además de Roma, ofrece grandes regiones que visitar y en las que los más turistas estarán encantados. La zona de la Toscana, Venecia y el sur de Italia son algunas de estas opciones. Portugal es otro destino que también ofrece una amplia oferta cultural y turística, y muy cercano a nuestro país. Croacia o Grecia son también muy buenas opciones, algo más lejanas, pero llenas de posibilidades.

Para muchos de los participantes en estos viajes, será su primera experiencia internacional. Además, no es un viaje cualquiera, sino que es acompañado de sus compañeros y amigos. Es por ello que dar el salto en este tipo de viajes genera un recuerdo único e imborrable, y puede ser decisivo en el aumento de su capacidad viajera.

Viajes de fin de curso de Bachillerato