viajes baratos de fin de curso para secundaria

Viajes de fin de curso baratos de secundaria

Algo inherente a los propios viajes de fin de curso de secundaria es que sean baratos. Muchas veces esto es complicado teniendo en cuenta que también se desea que se un viaje de lo más completo, lleno de actividades y animación. Sin embargo, si se realiza una preparación previa teniendo en cuenta ciertos elementos, es sencillo que el viaje finalmente elegido no tenga un gran sobrecoste. Además, se pueden llevar a cabo determinadas acciones enfocadas a recaudar dinero que implique la financiación parcial o total de cada plaza del viaje. Así, a continuación ofrecemos toda una serie de consejos y trucos para que vuestro viaje de fin de curso de secundaria sea lo más económico posible. Lo organice el centro escolar, las familias o los propios alumnos, en todos los casos es posible tener un viaje de fin de curso barato.

Como ya hemos visto en otras partes de esta guía sobre viajes de fin de curso de secundaria, contar con los servicios de una agencia organizadora es de gran ayuda. En primer lugar, la agencia ofrece distintas opciones dentro de un mismo presupuesto ya prefijado por el grupo. De esta manera, se asegura que el viaje al destino deseado no supere un determinado importe. En segundo lugar, la agencia puede aconsejar y montar un planing que esté en consonancia con el presupuesto ofrecido, y que sea un planing barato en cuanto a coste, pero no en cuanto a calidad. Por último, la agencia también cuenta con formas de financiar el viaje de fin de curso para que cada alumno pueda recaudar el dinero que cubra su plaza de viaje.

recomendaciones para tu viaje de fin de curso barato recomendaciones para tu viaje secundaria

¿De qué maneras se puede financiar el viaje de fin de curso?

Financiar el viaje de fin de curso es la forma más sencilla de que este sea barato. La financiación de un viaje de fin de curso de secundaria consiste en recaudar dinero que cubra aquel invertido en cada plaza del viaje. Se puede enfocar de dos maneras. Por un lado, a partir de actividades grupales que impliquen a todos los participantes del viaje. Por otro, de un modo algo más individual. Un ejemplo de lo primero es la celebración de eventos de grupo en los que lo recaudado revierta la inversión realizada en el viaje de fin de curso. Varios ejemplos, adecuados para estas edades de secundaria, son la realización de fiestas, eventos deportivos o concursos. En estos se pueden llevar a cabo rifas y tómbolas, y lo recaudado tanto en estas  actividades como en lo consumido por los participantes se puede invertir en el viaje.

Aquellas que señalábamos como actividades más individuales tienen como objetivo la venta de papeletas o de artículos de merchandising. Aunque se ofrece por igual a todo el grupo e implica a todos los participantes, la venta se suele hacer de manera individual o, si acaso, en pequeños grupos. En estos casos, la principal participación se debe a las familias, vecinos y amigos de los niños y niñas, que son normalmente quienes compran las papeletas o los artículos en venta. Participar en el sorteo o concurso correspondiente siempre es divertido.

Consejos y trucos para un viaje de fin de curso de secundaria barato

A continuación exponemos algunos consejos e ideas para conseguir que tu viaje de fin de curso de secundaria sea barato. Además de las ideas para recaudar dinero, estos otros consejos pueden ser útiles para que el presupuesto sea lo más ajustado posible. Una opción es viajar en fechas con temporada baja. No hay que esperar hasta que el final de curso sea literal, sino que se pueden aprovechar otras fechas que resulten más económicas. Finales de abril y todo el mes de mayo son fechas en las que el buen tiempo es habitual, y en las que el presupuesto para muchos destinos sea más bajo que en algunas fechas de junio. Además, es una forma también de ofrecer un pequeño descanso antes de que termine el curso y cada alumno y alumna continúe con su plan vacacional.

Otra idea es contrastar varios destinos. Hay veces en que la demanda de un destino por su popularidad, hace que los viajes a esta zona sean más caros de lo habitual. Por ello, se pueden contemplar destinos alternativos que tenga la misma oferta de actividades, y que resulten más económicos. Otra posibilidad, en el caso de querer visitar grandes ciudades como Madrid, Valencia o Barcelona, es alojarse en zonas aledañas, no dentro de la propia ciudad. Esto permite una mayor cercanía al entorno natural de la zona, a combinar con la visita a la metrópoli, y desciendo el importe del alojamiento.

Cómo organizar un viaje de fin de curso de secundaria

Para responder a esta pregunta puedes consultar la guía que Natuaventura Ocio y Tiempo Libre tiene para colegios interesados en organizar su viaje de fin de curso de secundaria: