Campamentos de verano

¿Cómo funciona un Campamento?

Hemos repasado ya las distintas modalidades de campamentos de verano que existen, pero ¿cómo funciona un campamento?

Nuestros campamentos de verano se organizan y preparan por parte de un equipo de coordinación formado en el ocio y tiempo libre, compuesto por coordinadores y monitores titulados. Este equipo trabaja en el diseño de las actividades desde varios meses antes del inicio del campamento, atendiendo a las necesidades del grupo y los objetivos pedagógicos y lúdicos que se plantean.

Con el inicio del campamento, se lleva a cabo la aplicación de esas actividades, ordenadas en el planning. Las actividades suelen repartirse en la mañana, la tarde y la noche. Tras el desayuno, se arranca la actividad de la mañana, que suele durar hasta la hora de la comida. Tras esta, es habitual tener un tiempo libre coordinado por los monitores y monitoras, donde se ofrecen distintas opciones de actividades deportivas y lúdicas (torneos de fútbol, baloncesto, voleibol, talleres, etc.), pero permitiendo también a aquellos que no quieran realizar estas actividades un momento de esparcimiento y conocimiento. Después del tiempo libre arranca la actividad de la tarde, que se pausa para realizar la merienda.

Al finalizar la tarde, se suele dejar otro espacio de tiempo libre, para ofrecer a los participantes momentos de convivencia tanto entre ellos y como con el equipo de monitores. Este momento también es el habitual para las duchas y la higiene personal de cada niño y niña, así como ordenar la habitación o tienda de campaña. Después de la cena, se desarrolla la última actividad del día: la velada, un juego o actividad más breve que puede ir desde lo deportivo hasta la relajación o las típicas canciones de campamento.

Intercaladas con estos días de actividades en la propia instalación, cada campamento tiene además sus propias actividades externas, que pueden incluir excursiones, noches de acampada, jardín de cuerdas, surf, día de playa, piragüismo, etc. En todas ellas estarán acompañados por el equipo de monitores, que participan y juegan con ellos a la vez se aseguran del correcto desarrollo de la actividad.

La alternancia entre estas actividades externas y los juegos y dinámicas dentro del campamento es uno de los trabajos más importantes del equipo de coordinación, destinado a proporcionar a los participantes del campamento una estancia dinámica, con numerosas posibilidades de diversión y haciendo que cada día sea único.

El objetivo del equipo de monitores de los campamentos de verano es siempre ofrecer una experiencia lúdica y pedagógica a los participantes del campamento. Por ello, están en constante comunicación entre ellos, con los niños y niñas, y con el equipo de coordinación, para adaptarse a las necesidades de los participantes, así como poder modificar el planning en función de causas externas como la climatología.

LEAVE COMMENT